YOOtheme
Camino del sacerdocio Imprimir E-mail

 

El Hno. Santi recibe los ministerios del Lectorado y Acolitado.

El pasado domingo 1 de febrero, en la parroquia guaneliana de Corpus Christi de la Ciudad de México tuvo lugar una celebración eucarística algo particular: el Hno. Santiago María recibía los ministerios del Lectorado y del Acolitado en su camino hacia el sacerdocio.

P. José Angel Villegas, superior de la Comunidad religiosa, en representación del Superior provincial, confirió dichos ministerios al Hno. Santi que se está preparando en el Instituto de Formación Teológica Intercongregacional de México para poder ordenarse sacerdote.

La ceremonia se desarrolló durante la misa dominical de una manera sencilla.

Con el ministerio del Lectorado, el Lector, quedó instituido para la función que le es propia, ante todo, proclamar la lectura de la Sagrada Escritura en la asamblea litúrgica, excepto el Evangelio; faltando el salmista, recitará el salmo responsorial; proclamará las intenciones de la Oración Universal de los fieles, cuando no haya a disposición diácono o cantor; dirigirá el canto y la participación del pueblo fiel. En la celebración eucarística tiene un oficio propio, que deberá ejercer él mismo, incluso si están presentes ministros de orden superior. Instruirá a los demás fieles para recibir dignamente los sacramentos y cuando sea necesario, podrá encargarse de la preparación de otros fieles a quienes se encomiende temporalmente la lectura de la Sagrada Escritura en los actos litúrgicos, pues el Código de Derecho Canónico determina que por encargo temporal, los laicos pueden desempeñar la función de lector en las ceremonias litúrgicas y en ausencia de un lector instituido, cualquier otra persona competente puede proclamar las Sagradas Escrituras, mientras que éstas se hayan preparado adecuadamente.

Mediante el ministerio del Acolitado, podrá ejercer públicamente en nombre de la Iglesia el servicio de ministro especial de la Santa Eucaristía, mediante la cual se edifica y crece el pueblo de Dios. Tiene la misión de ser colaborador de los presbíteros y diáconos en su ministerio y distribuir, como ministro, la sagrada comunión a los fieles, incluyendo los enfermos. Por tal motivo, debe vivir de continuo más íntimamente unido y más perfectamente identificado con la Eucaristía.

Todos los presentes elevamos oraciones al Señor por él.

Amados hermanos, roguemos a Dios Padre todopoderoso, para que se digne bendecir al Hno. Santiago, de los Siervos de la Caridad, elegido para el ministerio del Lectorado, para que solícito en el oficio que hoy se le confía, predicando a Cristo, glorifique al Padre Celestial.

Dios fuente de toda luz y de toda bondad, que enviaste a tu Hijo, Palabra de Vida, para revelar a los hombres el ministerio de tu amor, dígnate bendecir a este hermano nuestro, elegido para el ministerio de lector, concédele que meditando asiduamente tu Palabra, penetrado y transformado plenamente por ella, la anuncie con fidelidad a sus hermanos. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Padre clementísimo, que por medio de tu Hijo único encomendaste a tu Iglesia el Pan de Vida, dígnate bendecir al Hno. Santiago, de los Siervos de la Caridad, elegido para el ministerio de acólito; para que, participando con frecuencia de la Eucaristía, distribuya con fidelidad el Pan de Vida a los fieles, y crezcan constantemente en la fe y en el amor, para edificación de tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Felicidades y buen camino.  

Álbum de fotos

 

JavaScript no está habilitado!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

Última actualización el Domingo, 01 de Marzo de 2015 23:03