YOOtheme

"En un exceso de amor Dios dijo: Creada sea María y que sea inmaculada. Que sea el eslabón entre el cielo y la tierra, porque de ella nacerá el Salvador."  (don Guanella)

Aspectos jurídicos Imprimir E-mail

Al inicio, en línea con otras fundaciones del ochocientos, don Guanella pensó en una fundación única, la Pequeña Casa de la Divina Providencia, de la que formaron parte aquellos que inicialmente fueron denominados "Hijos del Sagrado Corazón" (la denominación de Siervos de la Caridad sólo fue asumida en el 1904) y las religiosas (también ellas inicialmente con una referencia al Sagrado Corazón en el ellos mismo título).  
 
Luego, adecuando sus "reglas" a las Normas del 1901 (y por lo tanto cambiando el título existente en las "Constituciones"), y a las indicaciones que le vinieron de Roma, don Guanella estructuró su instituto como Congregación religioso clerical, compuesta de dos clases: sacerdotes y laico, en este última confluyeron los que inicialmente se distinguían como "enfermeros laicos" y "maestros de oficios".   
 
El instituto mantiene todavía hoy esta fisonomía. Es gobernado por un Superior general, elegodo cada seis años. Tiene como norma jurídica las Constituciones, aprobadas definitivamente en el 1935, texto al que se ha llegado a lo largo de las siguentes etapas:  
 
  *
1894 "Estatuto orgánico", comentado por el Reglamento de 1897;  
  *
1898 "Estatuto" seguido por el Reglamento de 1899;  
  *
1905 "Reglas" y Reglamento, juntos;  
  *
1910 "Reglamento";  
  *
1912 "Constituciones";  
  *
1916 y 1928 "Constituciones." 
En el capítulo general especial del 1969-70 fueron elaborados nuevos textos de las Constituciones y aprobados "ad esperimento" por la Santa Sede; por fin, el capítulo general extraordinario de 1984-1985 redactó definitivamente las Constituciones y los reglamentos, aprobados por la Sede apostólica en el 1986. 


 

Última actualización el Lunes, 19 de Noviembre de 2012 00:22