YOOtheme
Imprimir E-mail

Me basta Dios: sólo este pensamiento
de tal manera el corazón me llena,
que toda dicha a su dulzura ajena
es causa para mí de más tormento.

En la infinita plenitud que siento
ni el bien me halaga, ni el dolor me apena;
pues nada ya el espíritu encadena
que en sólo Dios a puesto su contento.

Todo lo estima como inmundo lodo
el alma que de Dios está tocada
porque en su amor inmenso transformada
sólo vive de amor y de ese modo,
en Dios y para Dios, lo quiere todo
sin Dios y para sí, no quiere nada.

R.V. Osende. O.P.

Portada CD Solamente Dios


Contraportada Cd Solamente Dios

Aquí te ofrecemos las canciones del nuevo Cd del Hno. Santi para que las disfrutes escuchándolas. Debajo de cada canción hay un mini reproductor de la canción correspondiente.
Dale al play y escúchala todas las veces que quieras

 

Y si te gustan y quieres un Cd, pídenoslo, solo cuesta 15 € Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

1. Tu presencia Dios Ausente

La vergüenza que me hace mirar abajo
trae sosiego a este corazón inquieto
y es que cuando me reconozco pequeño
te siento a menudo, te siento tan dentro.

La vergüenza de tenerte entre mis manos
de reconocerte sólo en mi pobreza
y no poder alabarte y darte gracias
en cualquier momento, en un día cualquiera.

Tu presencia, Dios ausente
es tan dulce que me quema
me consuela, me renueva
me echa en cara mi torpeza.

¿Dónde está el amor primero?
¿Dónde encuentro mi fe ciega?
Tu presencia, Dios ausente,
me da fuerzas, me avergüenza.

La vergüenza de un corazón que escucha
la llamada de su Padre y no responde.
No es amnesia es más miedo que vergüenza
de dejar que el fuego, abrase mis velas.

La vergüenza de exigir que te presentes
en mi vida cuando yo temo tu ausencia
y no ser capaz de decirte a la cara:
aquí estoy mi Dios,
haz conmigo lo que quieras.

 

2. Regálame una canción

Vengo a preguntarte y a pedirte
porque tengo cien mil dudas
y no encuentro solución.

¿Cómo se nada contra corriente,
cómo ser sal de la tierra,
cómo lucir más que el sol?

¿Cómo me resulta más costoso
darte gracias que pedirte?
¿Cómo es eso de perderse
sin que pierda la razón?

¿Y eso de ser signo y ser profeta
cuando no hago lo que siento
cuando “no escucha ni Dios”?

Hoy necesito, ¡vamos! solo un favor
que me regales, siquiera una canción.
Que cantando amanso mis temores
y me siento más tranquilo
cuando cantamos los dos.

Vengo a que me des unas respuestas
porque las que me da el mundo
me crean más confusión

¿Cómo se conjuga la justicia
con ser misericordioso
cuando duele el corazón?

¿Cómo retenerte la mirada
cuando sé que he sido infiel?
¿Cómo no llamarte a gritos
cuando ansío tu perdón?

Y eso que dos amos no van bien
porque Tú lo quieres todo
qué sin Ti no hay salvación.


 

3. Gracias Abba

Gracias Abba, por el amor,
por el perdón y la bondad
Gracias Abba, por la amistad,
la libertad del corazón.

Porque te haces tan pequeño como yo
Y en la noche no me dejas nunca solo.

Gracias Abba, por la humildad,
la ingenuidad y por la paz
Gracias Abba, por la ilusión
y por la vida en comunión.

Gracias Abba, gracias Abba,
gracias Abba, gracias Abba.

 

4. Solamente Tú

Que el dolor y la duda
no me enturbie el amor.
Que el orgullo y el tiempo
no enfríen la pasión.
Que al rencor y al pecado
no acostumbre el sabor.
Que el temor a la muerte
no encoja el corazón
que su abrazo sea el premio
a la fe y al valor.

Y solamente Tú serás mi abrigo
Solamente Tú serás mi luz
Solamente Tú serás mi fuerza
Y solamente Tú serás mi amor
mi cielo y mi sol
mi fuente y mi calma.  (bis)

Que mis pies peregrinos
no se alejen de Ti.
Que las manos ajadas
sean de puro servir
Que este hombre pedigüeño
no sea mezquino y ruin.
Que el soñar no sea un sueño
para un mejor vivir
de pobres y olvidados
de este mundo sin fin.

 

5. Ven Espíritu, Ven

Ven Espíritu, ven Espíritu,
ven que si ti no podré hacer nada
y apaga la sed de este corazón yerto,
empapa de fuentes que espejen tu rostro
y el sol y la luna que luzcan reflejos
de noche y de día, de tu gran amor.

Ven Espíritu, ven Espíritu,
Ven que estamos encerrados a oscuras,
por miedo a dejarnos cegar por tu luz,
por un mundo que no te conoce
que no nos escucha, porque no encarnamos
tu palabra viva, en el corazón.

Rompe puertas y ventanas,
haz que seamos fieles testigos de tu verdad.
Ven Espíritu Santo,
fuego divino,
presencia y gracia,
luz de la vida,
ven y consume
el miedo que hay en mí
(las dudas que hay en mí)
mi falta de fe. (bis)

Ven Espíritu, Ven Espíritu,
ven en las noches de ausencia de luna,
e infunde vigor a los miembros cansados,
que salten abismos, que crucen fronteras,
que sueñen tu reino, que lleven banderas,
de un Dios que esta vivo, con paz e ilusión.

 

 

6. Y Dios los creó

Dios los tuvo que crear
en un día de inspiración
y después al contemplar
su obra se sonrió.

Esto sí que es lo que hoy
había soñado en hacer
se parece mucho a mí
es igualito que yo.

No se quiso complicar
y en las nubes de algodón
con su dedo y sin pensar
dibujó un gran corazón.

Y así los quiso enviar
a este mundo cabezón
para poderle enseñar
lo fácil que es amor.

Y yo que doy vueltas
buscando tu esencia
y no la encuentro.
Quita el velo de mis ojos
y así, podré ver.

Pero este mundo no ve
sin sus gafas para el sol
que le ocultan la belleza
de esta obra de arte de Dios.

“Buoni figli” los llamó
aquel que supo mirar
y no sintió “simpasión”
y se dejó acariciar.

Y yo que doy vueltas
buscando tu esencia
y no la encuentro.
Quita el velo de mis ojos
y así, podré ver.
Y yo que doy vueltas
buscando la belleza
y no la encuentro.
Acaríciame los ojos
y así, podré ver.

 

7.Vamos construyendo Puentes

Vamos construyendo puentes
Vamos construyendo puentes

Boyaka banso tokende
Boyaka banso tokende

Vamos haciendo caminos
Vamos encontrando gente
Vamos buscando un amigo
Vamos construyendo puentes

Puentes de libertad
De justicia y de paz
Puentes que hablen de amor
y de un mundo mejor

Puentes que acerquen orillas
que abran fronteras
que lleven a Dios
Puentes que acerquen hermanos
sin miedos, prejuicios
no importe el color.

Vamos haciendo caminos…

 

8. Daría lo que fuera

Hoy sin querer, me he dado cuenta
Oh, Cristo amigo del madero
que no por mucho que me mienta
voy a serte siempre sincero

Dejando todo por seguirte
Perdiéndome para encontrarte
y ahora tengo que decirte
que no he dudado en traicionarte.

No pido el sol
ni lunas de miel
sólo quiero amarte
y hacer un poco de bien (bis)

No niego, a veces he soñado
con ser un héroe en la batalla
tocar el cielo, tenerte al lado
ser tu reflejo donde vaya.

Pero al mirarte a ti las manos
y contemplar las mías vacías
tiembla mi corazón mundano
por todo aquello lo que ansía.

Daría lo que fuera por mirar
como miras Tú.

 

9. Ave María

Ave, Ave María
Llena eres de Gracia
El Señor es contigo
y bendita tú eres
entre todas las mujeres
y bendito es el fruto
de tu vientre Jesús

Santa María, Madre de Dios
ruega por nosotros pecadores
ahora y en la hora
de nuestra muerte amén. Jesús

 

10. Salmo 90

Tú que habitas al amparo del altísimo
y que moras a la sombra del Señor,
dile a nuestro Dios: Tú eres mi refugio,
Tú eres mi alcázar, Dios mío, confío en Ti.

El te librará del cazador,
con sus plumas te protegerá,
en sus alas refugio encontrarás.

Ya no temas a la noche
ni a la oscuridad
ni al hombre violento
ni a la enfermedad.

“Porque el que está a mi lado
y conoce mi nombre
lo liberaré, lo protegeré,
él me llamará y lo escucharé.”
(Tendrá mi amor – 2ª vez) bis.

La desgracia, no llamará a su puerta
ni en tu tienda, la plaga entrará
porque a sus ángeles les ha dado la orden
de que te cuiden, Dios mío, confío en Ti.

En sus palmas te llevarán
para que no caigas al tropezar
sobre dragones caminarás.

“A tu lado estaré presto
en la tribulación
destruiré tus miedos
verás mi salvación”

 

11. Te seguiré

Te seguiré
no importará,
donde estés Tú
mi hogar será.

Y gozaré con tu mirar,
y alabaré tu gran bondad.
y mi tesoro, será tu amor
que me ha robado el corazón. (bis)

Ti seguirò.
Dove? Non so.
Se ci sei Tu,
io ci sarò.

E gioirò il tuo guadare,
soltanto  te potrò lodare,
e il mio tesoro sarà il tuo amore
che mi ha rubato tutto il mio cuore

 

12. Olmo

Solo en mi soledad
¿Qué quieres Tú de mí?
No sé si es que soy yo
que me empeño en sufrir.
No entiendo este dolor.

En esta noche, miles de sueños
vuelan sin dueño a otro lugar.

Y al monte subí tratando encontrar
un rastro de Ti, la estrella Polar,
un claro de luz, un poco de paz,
sentido a esta cruz, silencio mordaz.

Y en tus brazos,Padre Providente,
busqué mi consuelo y encontré
la fuente del más puro amor.

Y un destello de luz cegadora
surcó por mi mente y en susurros
decía espera y verás.

¿Cómo poder distinguir
si llego a confundir
orgullo y humildad?
¿Cuánto de esto hay de mí?
¿Cuánto de Ti es verdad?

En este desierto
mi alma sedienta
desnuda y hambrienta
esperará.

Como descienden la lluvia y la nieve de los cielos y no vuelven allá,
sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar,
para que dé simiente al sembrador y pan para comer,
así será mi palabra, la que salga de mi boca,
que no tornará a mí de vacío, sin que haya realizado lo que me plugo
y haya cumplido aquello a que la envié.
Sí, con alegría saldréis, y en paz seréis traídos.
Los montes y las colinas romperán ante vosotros en gritos de júbilo,
y todos los árboles del campo batirán palmas.
(Is 55, 10-12)

GRACIAS

A todos aquellos que han hecho posible este disco.
A todos aquellos que se dejan empapar por la Palabra y trasformados por el Espíritu dan mucho fruto.
A toda la familia guaneliana: religiosos, religiosas, laicos que hacen de su vida un canto al servicio de los “predilectos del Padre”.
En especial a todos los chicos y chicas de Villa San José por darme tanto y por acercarme a Jesús un poco más cada día.

Letra y Música: Santiago María Antón
Arreglos: Juanjo Melero
Técnico de sonido: Mario Dell
Voces: Santiago María Antón y Maite López
Diseño: Susana Rosendo
Producción: Maite López

Enlace a la tienda:

Enlace al Portal de música

-   Disco:

-   Santi:

 

Última actualización el Sábado, 04 de Junio de 2011 19:51